Diocese of Joliet

Home » Christian Life » Office of Hispanic & Ethnic Ministry » Recursos: Los Pilares de la Fe Católica

Office of Hispanic & Ethnic Ministry

Office of Hispanic Ministry
Unity in Diversity
A Young Community
Pastoral en Conjunto Team (PCT)
El Ministerio Hispano en la Diócesis
Calendar of Events/Calendario de Eventos
V Encuentro Diocesano
V Encuentro Guía
Pastoral Priorities /Las Prioridades Pastorales
Jóvenes
Families/Familias
Resource Hub
Formation/Formación
Biblia
ESCAP
En Línea
Leadership Roundtable
Recursos para ESCAP
Social Justice/Justicia Social
Recursos para las Familias Hispanas
Año de San José
 

BOTON VIDEOS

Descripción (Read the English description here)

 Usando la plataforma WhatsApp, El curso Los Pilares de la Fe, provee a los participantes con mensajes formativos y material educativo como videos, lecturas, vínculos a páginas web que explican elementos de los cuatro pilares de la fe Católica: El Credo, los Sacramentos, la Moral Católica y la Oración. 

 Por 18 semanas, participantes reciben mensajes personalizados, revisan materiales en su tiempo y a su ritmo, y avanzan de manera ordena siguiendo el orden propuesto en el Catecismo de la Iglesia Católica. Participantes pueden hacer preguntas vía mensaje WhatsApp y compartir con sus contactos los materiales compartidos. 

No hay requisitos de horario, el curso busca ser una forma sencilla y accesible de crecer en la Fe. Participantes recibirán 2 a 3 mensajes por semana. 

 Para más detalles sobre los cursos WhatsApp, puede visitar la sección de preguntas y respuestas. O enviar un mensaje vía WhatsApp al 815 221 6247.  

Si está leyendo esta información en su teléfono celular puede enviar un mensaje directo usando este vinculo.

Textos de Referencia del Curso

 

 


SERIE DE VIDEOS

  • Pilar 1: El Credo (aquí)
  • Pilar 2: Los Sacramentos (aquí)

Video 1/18

  • Transmitir la Fe

En nuestro primer video hablaremos porque es importante reconocer la fe como un regalo, que debemos aprender a apreciar y no solo entenderlo como fórmulas que se repiten, o simplemente rituales que se practican.

Este video introduce el concepto de la Fe. Poco a poco iremos avanzando reconociendo más elementos. Te invitamos a que veas este video y reflexiones en la siguiente pregunta:

¿Que haces con el regalo tan preciado de la Fe?

 

Video 2/18

  • La Revelación y la Fe

En este video de 14 minutos hablamos de como entender la Revelación de Dios. Revelación es cuando el Dios vivo se da a conocer a sí mismo y a su plan para salvarnos. La Revelación nos muestra que Dios desea una relación íntima y de amor con cada uno.

 

Video 3/18

  • Las Sagradas Escrituras y la Tradición

Para los Católicos las Sagradas Escrituras y la Tradición son inseparables, forman el depósito de la Fe (CIC, 97)

En este video de 17 minutos hablamos de lo que queremos decir por "Tradición de la Iglesia", "Deposito de la Fe" y hablamos de como interpretamos los Católicos las escrituras.

Video 4/18

  • Las Santísima Trinidad

El misterio de la Santísima Trinidad es el misterio central de la fe y de la vida Cristiana.

—CIC, no. 261

El misterio de la Santísima Trinidad es el misterio central de la fe y vida cristianas. Solo Dios se revela a sí mismo como Padre, Hijo y Espíritu Santo. Jesús reveló a Dios como Padre con un sentido nuevo. Dios es Padre en relación a su único Hijo. El Hijo es divino, como lo es el Padre. El Padre da testimonio de la relación única que tiene Jesús con Él como su Hijo durante el bautismo de Jesús en el río Jordán y durante la Transfiguración: “Este es mi Hijo muy amado” (Mt 3:17,17: 5).

Antes de la Pasión, Jesús prometió mandar el Espíritu Santo como maestro, guía y consolador. La revelación del Espíritu Santo el día de Pentecostés y durante el resto del Nuevo Testamento da testimonio de su divinidad.

Video 5/18

  • El Pecado, La Salvación y la Cruz de Jesús

Jesús vino “a dar la vida por la redención de todos” (Mt 20:28). Mediante su obediencia amorosa al Padre, él cumplió la misión expiatoria del Siervo doliente, “traspasado por nuestras rebeliones, / triturado por nuestros crímenes [...] / Por sus llagas hemos sido curados” (Is 53:5).

El Hijo de Dios que se hizo hombre verdaderamente murió y fue enterrado, pero su cuerpo no sufrió la corrupción. En su alma humana unida a su persona divina, Cristo muerto descendió a la morada de los muertos y abrió el cielo a los justos que le habían precedido (cf. CIC, no. 637).

Video 6/18

  • La Iglesia como Misterio

Es propio de la Iglesia ser a la vez humana y divina, visible y dotada de elementos invisibles, entregada a la acción y dada a la contemplación. —CIC, no. 771, citando al Concilio Vaticano II, Constitución sobre la Sagrada Liturgia (Sacrosanctum Concilium; SC), no. 2

LOS CUATRO ATRIBUTOS DE LA IGLESIA

Es Cristo, quien, por el Espíritu Santo, da a la Iglesia el ser una, santa, católica y apostólica, y Él es también quien la llama a ejercitar cada una de estas cualidades. —CIC, no. 811

Video 7/18

  • El Culto y la Liturgia

Una Liturgia no es un "evento" que consista en buenas ideas y canciones estupendas. La Liturgia no se hace ni se inventa. Es algo vivo que ha crecido en la fe a lo largo de los siglos. Un acto de culto es un acontecimiento sagrado y venerable. La Liturgia se vuelve fascinante cuando se experimenta que Dios mismo está presente bajo los signos sagrados y en sus preciosas oraciones, a menudo antiguas.

-

Video 8/18

  • El Misterio y la Sacramentalidad

SACRAMENTO (del latin. Sacramentum = juramento de fidelidad; en la mayoría de los casos usado como traducción del griego

mysterion = misterio):

Los Sacramentos son signos sagrados visibles de una realidad invisible, instituidos por Cristo, en los que los cristianos pueden experimentar la presencia de Dios que sana, perdona, alimenta, fortalece y capacita para amar, puesto que en ellos actúa la gracia de Dios.

Video 9/18

  • Los Sacramentos de Iniciación 

¿Cómo se realiza la iniciación cristiana? CI C 1212 / 1275 La Iniciación cristiana se realiza mediante los sacramentos que ponen los fundamentos de la vida cristiana: los fieles, renacidos en el Bautismo, se fortalecen con la Confirmación, y son alimentados en la Eucaristía.